السبت

Esquema conceptual

El ideario de esta organización de cuidados enfermeros está basado en el conocimiento de la satisfacción de las necesidades humanas para la vida y la salud. La autora, Virginia Henderson ofreció una visión de la práctica de enfermería y elaboró su trabajo considerando catorce necesidades fundamentales.
El presente trabajo, basado en marco de las necesidades descriptas por la autora, tiene la finalidad de integrar en el proceso de atención un modelo de atención, estandares internacionales, normas y procedimientos del ámbito local; en otras palabras, actualización y mejoras de la práctica.
Conceptualmente, necesidad se refiere un requerimiento fundamental del ser humano que tiende a satisfacer de manera contínua con la finalidad de mantener una armonía física, psicológica, social y espiritual. Es un impulso propio, que se dirige hacia lo que es inprescindible o útil para la existencia, conservación o desarrollo, busca su independencia.
Las personas tienen necesidades comunes a todos, pero cada persona se configura como única y compleja, puesto que la satisfacción de sus necesidades está determinada por la interrelacion de aspectos físicos, psicológicos, sociales, culturales y espirituales. Por otra parte, cada necesidad se vincula estrechamente con otra, por ello variaciones en alguna de ellas da lugar a cambios en las restantes.
Las necesidades de orden más básico o fisiológicas deben satisfacerse en primer lugar, son mucho más palpables y pueden cuantificarse; en segundo lugar, y a posterior las de orden superior.
Cuanto más elevada es la necesidad menos imprescindible es para la supervivencia del individuo y es más específicamente humana. La satisfacción de las necesidades superiores están supeditadas a condiciones externas, y su satisfacción puede demorarse en el tiempo.
El esquema conceptual guía el modo de accionar profesional y contempla que, cuando las necesidades básicas no se encuentran satisfechas aparece la dependencia, el individuo no cuenta con los recursos necesarios, fuerza, conocimiento o voluntad; situación que da lugar a la intervención pertinente tendiente a la búsqueda de su más alta y posible independencia.
Se interviene realizando acciones que el paciente no puede llevar a cabo por sí mismo en un determinado momento de un ciclo evolutivo, que contribuirían a su salud, recuperación o una muerte tranquila, y que éste, realizaría sin ayuda si tuviese la fuerza, la voluntad y el conocimiento necesario. La identificación de los problemas y recursos reales y potenciales del paciente permite identificar el grado de dependencia y determinar intervenciones para suplir o ayudar en lo que él no puede hacer por sí.